Adicciones y Tratamientos

Cuidado Contínuo

El paciente sale del tratamiento preparado para una siguiente fase, con un plan para trabajar en su recuperación. Permanece en contacto con la Institución para recibir apoyo mediante una red de atención organizada denominada “Cuidado Continuo”.

La mayoría de los pacientes regresan directamente a su ambiente anterior, con la recomendación de integrarse al grupo de AA o NA en su localidad. Otros a sugerencia del grupo terapéutico se transfieren a una “Casa de Medio Camino” donde continúan su postratamiento integrandose poco a poco a su vida laboral teniendo atención especializada psicológica y médica.


En Minnesota en donde se origino esta fase de tratamiento, se pudo evaluar que hay una relación directa entre el número de pacientes recuperados y el desarrollo de la extensión de la red del cuidado continuo.

Esta fase del modelo es de gran beneficio, ya que incorpora a la familia y al paciente en forma paralela, y consiste en una reunión periódica semanal, lo cual permite ir modelando la interacción entre el paciente y su familia en el proceso de rehabilitación, además de hacer los seguimientos formales a los procesos psicoterapéuticos. con el siguiente objetivo:

Objetivo general:
Reforzar y mantener en el paciente egresado de Campo Renacimiento la conciencia de rehabilitación, mediante un proceso permanente de tratamiento utilizando las diferentes herramientas contenidas fundamentalmente en la filosofía del programa de los 12 pasos.

Objetivos específicos:
Facilitar que el paciente identifique seleccione y practique estrategias que ayuden a reforzar el conocimiento, las destrezas y las actitudes necesarias para mantener el progreso del tratamiento y prevenir la recaída.
Procurar estilos de vida saludables con el apoyo del grupo de expacientes y familiares.

Otorgando con ello los siguientes conocimiento y destrezas:

  • Proceso del plan de tratamiento.
  • Sistemas sociales y familiares disponibles para el cuidado continuo.
  • Señales y síntomas de recaídas.
  • Estrategias de prevención de recaídas.
  • Teorías de los sistemas familiares y sociales.
  • Motivar al paciente a formar parte de grupos de ayuda mutua.
  • Demostrar comunicación verbal y escrita clara y concisa.
  • Evaluar y documentar el progreso del tratamiento.
  • Participar en la confrontación, solución de conflictos y solución de problemas.
  • Comprometer al paciente y otras personas significativas en el proceso de tratamiento y en el cuidado continuo.
  • Ayudar al paciente a desarrollar un plan de prevención de recaídas.

    Criterios de inclusión:
  • Haber concluido el tratamiento primario de 35 días.
  • Reconocer ser adicto en recuperación.
  • Tener la firme intención de permanecer limpio, utilizando el programa de los 12 pasos.

En todos los casos les recomendamos que el terminar continúe su proceso de recuperación

Vale la pena mencionar que en la medida que logramos involucrar en los cambios a la familia , son más evidentes y duraderos los resultados.

Pero esto no es cosa fácil, como se sabe estas familias en general son de características especiales y con frecuencia impiden o boicotean el tratamiento. los amigos pueden ser muy demandantes o muy críticos.

Puede que sus propias demandas interfieran con las habilidades del paciente para centrarse en su propia recuperación. Este comportamiento puede crear estrés, decepciones, y causar mucho dolor.

Los familiares y amigos de los adictos son particularmente susceptibles; ellos pueden comprometer la estabilidad del paciente, ya sea induciéndolo directamente a recaer o sirviendo como estímulos pasivos condicionados para la aparición del “deseo imperioso”.

De cualquier modo, una vez que se involucran los familiares, es evidente cómo el paciente evoluciona favorablemente. Por tales motivos la red de apoyo social o “cuidado continuo” para los miembros de la familia.


El apoyo de otras personas puede ayudar al adicto en recuperación en las siguientes formas:

Modelando la conducta.
Creando un ambiente de apoyo interpersonal.
Eliminando el estrés o ayudando al adicto a lidiar con las fuentes de estrés.
Ayudando al paciente a librarse de una tentación específica de resbalón.
Motivando el progreso continuo.
Monitoreando la conducta del adicto y ayudándolo a identificar actitudes, comportamientos o situaciones que indiquen la inminencia de una recaída.

Los pacientes deben tomar un papel activo en la estructuración del apoyo social que les ayude. Un paso importante, es anunciar a la familia y a los amigos que se está intentando detener el uso de drogas. En muchos casos, los pacientes pueden necesitar romper las relaciones con amigos consumidores.

La recuperación puede depender del abandono de relaciones marcadas por el abuso físico o por conflictos interpersonales destructivos. Los pacientes también necesitan aprender estrategias específicas para rechazar ofrecimientos directos de sustancias “recreativas”, hechos por individuos que, por otro lado, pudieran convertirse en un apoyo significativo.

La terapia familiar, los grupos de apoyo familiar y la educación familiar, son considerados elementos importantes del cuidado continuo y de la prevención de recaídas, aún cuando no haya investigaciones científicas que hayan establecido totalmente su efectividad.

Cada uno de los enfoques apuntados más arriba difieren en el énfasis que debe ponerse en un punto o en otro, pero todos fortalecen la idea de que la familia se convertirá en una buena red de apoyo, si se enseña a los miembros de la familia a:

  • Estar concientes de los problemas que el paciente confronta.
  • Eliminar las conductas permisivas y modificar los patrones de interacción que incrementen el riego de recaída.
  • Cómo responder a los resbalones que pudieran ocurrir.
  • Cómo encarar de manera efectiva el proceso de recuperación del adicto.