Adicciones y Tratamientos

Modelo de Tratamiento

 

Modelo de Tratamiento

Para ofrecer un tratamiento de calidad se ha visto en la necesidad de estructurar programas integrales, donde se trabaja de manera multidisciplinaria con atención individual, grupal y ambiental. El aprendizaje mediante el intercambio de experiencias lleva a cuestionar, modificar y enriquecer distintos modelos. Uno solo no encontrará la solución al tratamiento y a la evaluación de los aspectos que integran la enfermedad de la adicción, es necesario el esfuerzo de muchos.


El modelo de tratamiento psicoterapéutico en adicciones, utiliza como referente la filosofía de un modelo de tratamiento, que ha servido como fundamento para estructurar un gran número de programas en los USA y otros lugares del mundo, y desde luego, en nuestro país con ciertas modificaciones y adaptaciones idiosincrásicas y se basa en el llamado Modelo Minnesota, los criterios del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-IV), al que se le integra las distintas intervenciones y técnicas psicoterapéuticas que son útiles en el tratamiento de esta patología: psicoeducación, motivación, concienciación, manejo del craving, prevención de recaídas y otras técnicas cognitivas y conductuales

La integración de los principios derivados de la teoría del comportamiento, la teoría del aprendizaje social y la terapia cognitiva. Supone el enfoque más comprensivo para tratar los problemas derivados del uso de sustancias, y consiste en el desarrollo de estrategias destinadas a aumentar el control personal que la persona tiene sobre sí misma.

Antes de hacer tratamientos o ir a la remodelación de la conducta, es de suma importancia saber la estructura de la persona, cimientos y situación general de los puntos vitales inestables mal constituidos o en peligro de derrumbe, sus conflictos internos, y trastornos generados por las adicciones

Evaluamos las necesidades de los pacientes y de su proceso real de cambio, para poder decidir qué tipo de técnicas y procedimientos psicoterapéuticos pueden utilizarse en cada caso particular y optar por las líneas de actuación más adecuadas.
Estas evaluaciones trazan un plano descriptivo del individuo, como un “mapa”, sin él, no sabemos adónde vamos ni dónde estamos, según las características de la personalidad y los resultados de esta evaluación nos permitirá establecer la estrategia específica de tratamiento.

En general, al inicio de los tratamientos, los pacientes utilizan con mayor frecuencia procesos de cambio de tipo cognitivo y en menor medida procesos conductuales. En las últimas fases adquieren mayor importancia los programas de prevención de recaídas y las estrategias de gestión del estilo de vida, incluyendo la coordinación con otros recursos



Primera Fase: Manejo Médico de Desintoxicación

Comprende la primera fase del tratamiento y es aquí donde el paciente pasa sus primeros días de estancia, el paciente es revisado y evaluado médicamente apoyándose en estudios laboratoriales que nos indiquen el tipo de daños ocasionados por el uso de sustancias, enfermedades concomitantes y previsión de posibles complicaciones. Así mismo recibe su primera introducción a la clínica y contacta con su terapeuta personal. Las intervenciones médicas incluyen evaluaciones médicas de internista y en caso de requerirse interconsultas externas a otras especialidades siendo la más frecuente la psiquiátrica.

La desintoxicación puede definirse como un proceso de atención médica y farmacoterapia que tiene por objeto ayudar al paciente a lograr la abstinencia y alcanzar niveles de funcionamiento fisiológicamente normales con un mínimo malestar físico y emocional

La farmacoterapia consiste en administrar una medicación agonista adecuada, en cantidades decrecientes, para minimizar las molestias derivadas de la privación de la sustancia adictiva, las cuales producen un síndrome de abstinencia característico con efectos fisiológicos y emocionales que se suele experimentar los pacientes después de la última dosis de droga.

Los objetivos principales de esta etapa son tratar sin riesgos las complicaciones médicas, lograr la abstinencia y motivar al paciente para que adopte estrategias cognitivas que favorezcan el cambio de comportamiento, estrategias que posteriormente se centrarán en los esfuerzos de rehabilitación. Es poco probable que la desintoxicación por sí sola ayude eficazmente a los pacientes a recuperarse a largo plazo; es mejor considerar esa etapa una preparación para continuar el tratamiento con objeto de prolongar la abstinencia y fomentar la rehabilitación.

La estabilización de los problemas agudos de abstinencia se logra normalmente en tres a cinco días, pero quizás exija un período más prolongado cuando se trate de pacientes con problemas médicos y psiquiátricos concomitantes, o con dependencia fisiológica.


Segunda Fase: Rehabilitación:

El tratamiento de rehabilitación se inicia cuando el paciente que ya no sufren los efectos fisiológicos o emocionales agudos del abuso reciente de sustancias. Esta etapa del tratamiento tiene por objeto evitar que se reanude el consumo activo de sustancias y ayudar al paciente a controlar los impulsos que lo llevan a abusar de las drogas y a recuperar o mejorar la salud y su función social. Esto se logra mediante el desarrollo de los siguientes apartadoss:

Manejo Familiar

La familia es intensamente involucrada en el tratamiento del paciente, desde el inicio se busca el cambio de conducta. Su primer contacto es al ingresar el paciente a la clínica en la semana inicial. Posteriormente por semana, reciben una terapia multifamiliar a la que se suman los contactos individuales moderados por la terapeuta familiar. La familia se compromete a tomar un taller intensivo de trabajo de emociones.

Manejo Psicoterapéutico Grupal

Esta es la base del tratamiento en Clínica Campo Renacimiento, sesionan diariamente varias veces al día, el punto importante es la identificación con alguien que vive una situación similar y la retroalimentación grupal, el estar moderados por un terapeuta permite llevar a soluciones maduras y juiciosas las cuales sirven de modelo para el paciente. Las terapias grupales son iniciadas una vez que su condición médica se encuentra estabilizada.

Manejo Psicoterapéutico Individual

Esta modalidad complementa los trabajos ya hechos a nivel grupal y familiar y se manejan supervisión de tareas, conflictos individuales y estrategias específicas de solución.

Manejo de Emociones

Algo característico de nuestro tratamiento es el manejo de sentimientos de enojo, tristeza, euforia, etc., a través de métodos vivenciales. Esto genera experiencias en el paciente y su familia de calidad en las relaciones humanas. El consumo afecta de manera importante la expresión de sentimientos y la identificación de los mismos, por lo cual el "reentrenamiento" de los mismos es prioritario. Las técnicas más utilizadas son de corte gestáltico.

Educación para la Salud

Se trata de charlas tipo conferencias impartidas por el estaff terapéutico y médico de la clínica, y van enfocados hacia la educación del paciente sobre la enfermedad que padece tanto en las áreas psicológica, médica y familiar y así mismo las alternativas de prevención para el consumo y las recaídas. Se incluye también un programa de Educación sexual básica, al ser esta área una muy afectada por el consumo de drogas y ante la necesidad de resolver lagunas de información o mitos que generan confusión en el paciente.

Programa de los 12 Pasos

En común con muchas otras clínicas se introduce al paciente al uso de grupos de autoayuda (Alcohólicos Anónimos, Narcóticos Anónimos) o Alanon en el caso de familias, por ser éstos un recurso a la mano y disponible para cuando salen de nuestra Institución.

Apoyo Espiritual

Hemos incluído esta área de atención por la necesidad sentida de nuestros pacientes y familiares, ya que la reincorporación de valores de trascendencia resulta ser un buen aliciente durante la recuperación. Los pacientes reciben semanalmente orientación en este aspecto, respetamos las creencias de cada paciente y sólo se busca fortalecer su área espiritual.

El tratamiento en Clínica incluye el tratamiento continuo durante dos años que se realiza a través de sesiones grupales semanales de hora y media coordinadas por un terapeuta con el objetivo de que el paciente se mantenga en contacto con su recuperación y con los terapeutas que durante su estancia conoció, así cuenta con un espacio donde ventilar las dificultades que está enfrentando en su vida para cambiar. Este programa de seguimiento también se aplica a la familia quienes sesionan semanalmente en un grupo separado.

El tronco común está dirigido tanto a profesionales de la salud como a padres de familia y público en general. El área de especialización está dirigido a profesionales de la salud, teniendo un módulo en el que se separará el grupo en los interesados en las estrategias de intervención psicológicas o nutricionales.